Infantil Mayo 26, 2016 Maria No comments

¿Qué deporte debería practicar tu hijo?

El derecho de elección del niño, entre distintas opciones favorables para su crecimiento, es una prerrogativa importante para el desarrollo de su autoestima y determinación, pues, desde temprana edad reconocerá el poder de decisión y lo ejecutará: aspecto que más temprano que tarde empezará a sentirse responsable por sus acciones, todo lo cual, procurará elegir las formas más idóneas para su armonía y la de su alrededor.

El elegir un deporte es tarea de padres e hijos, siempre respetando los gustos de los niños o adolescentes y no imponiéndoles el ejercicio de uno en específico más allá de su interés. Al momento de la elección es importante tomar en cuenta las habilidades del niño, sus aspiraciones, sus talentos, la edad y las áreas de mejora donde el deporte le podrá favorecer.

Así pues, se recomiendan distintas actividades según la edad, siendo esta una variable importante en la elección del deporte. Si tu niño tiene entre tres y cinco años de edad se recomienda un ejercicio diario habitual de tres horas diarias como máximo. En este sentido, una actividad muy pertinente sería la natación; los beneficios de esta práctica se centran generalmente en la resistencia, coordinación y disciplina.

Por otra parte, cuando la edad de un niño oscila entre los cinco y siete años de edad, es muy importante empezar a respetar sus gustos. Para esto se recomienda que el niño se desempeñe poco a poco en distintas actividades y se observe en cuál se sintió más a gusto. Esta edad es fundamental para desarrollar capacidades para el futuro. Deportes colectivos como el baloncesto, voleibol, fútbol o kicking ball; u otros individuales como la gimnasia, las artes marciales o la natación.

Si es el caso, por otra parte, donde los niños tienen entre ocho y diez años de edad, es importante evaluar las aspiraciones del niño en el área deportiva y la profesional para impulsarlo a ser su mejor versión. Si quiere ser un deportista profesional lo más importante es respetar el deporte de su preferencia. Esta es una edad importantísima porque ya el niño tiene autonomía y puede decidir por sí mismo el deporte más acorde a su personalidad: béisbol, tenis, atletismo, ciclismo, entre muchos otros más.