Infantil agosto 31, 2016 Maria No comments

La importancia de los deportes individuales en la educación de nuestros hijos

Los beneficios de los deportes de equipo son mencionados y alabados por multitud de expertos que consideran que el mejor modo de divertirse, aprender y formarse como persona es realizar actividades deportivas junto a otros niños que luchan por un mismo objetivo junto a ellos y que ayudan a fomentar valores tales como la solidaridad, el altruismo y la sociabilización. Sin embargo, muchas veces se infravaloran los beneficios de los deportes individuales, que a pesar de no contar con la integración que ofrece un equipo, cuenta con otros muchos aspectos positivos igualmente importantes.

Así, es necesario ver los deportes no solo como una actividad social, sino también como un modo de desarrollar diversas actitudes en nuestros hijos. Así, la capacidad de sacrificio y esfuerzo suele ser mayor en deportes tales como tenis, kárate o natación que en otros como fútbol o baloncesto, ya que en los primeros el niño depende de sí mismo para conseguir los objetivos y vencer a su rival, mientras que en los deportes colectivos muchas veces destacan los que mejor técnica poseen, provocando que el resto de infantes se refugien o se oculten bajo la calidad de esos niños más privilegiados en cuanto a cualidades técnicas.

Además, los deportes individuales ayudan al niño a conocerse a sí mismo, a observar con emoción sus progresos, y sobre todo a empezar a competir bajo la mirada o la lupa del resto, algo que ayuda a que nuestros hijos de desinhiban y den un paso adelante en situaciones difíciles en lugar de esconderse o pasar desapercibidos. La vida resulta competitiva y es necesario ir preparando a nuestros hijos para dicha situación, aunque es cierto que hay que hacerlo de forma amena, dinámica y sin presión. Muchas veces los padres quieren que sus hijos sean los mejores y esos problemas se dan sobre todo en deportes individuales, sin embargo éste es un aspecto negativo que han de controlar los adultos, no los niños.… Leer Mas

Infantil agosto 22, 2016 Maria No comments

¿Cómo hacer que mi hijo lea?

En la lectura para niños, al igual que en la mayoría de actividades y materias recomendables para ellos, es preciso no obligar al infante a la realización de la misma. Debe partir del propio zagal la idea de comenzar dicha aventura, ya que sólo cuando son ellos los que toman decisiones dicha actividad suele alargarse en el tiempo y perpetuarse. Es necesario que la lectura no sea vista como algo pesado que el niño debe hacer a la fuerza, sino como un juego o entretenimiento con el que disfrute y que posteriormente comparta con sus compañeros y familiares.

Y es que es sumamente importante que el niño encuentre una motivación a la hora de leer, algo para lo que es clave que los libros que le proporcionemos sean adecuados para su edad y traten sobre una temática que le sea cercana y atractiva. Muchas veces, los padres intentan que sus hijos lean contenidos prestigiosos pero demasiado pesados para ellos con la excusa de que resultan instructivos. No es ese el proceso que se debe llevar a cabo ya que si el niño se cansa de la lectura y le obligamos a seguir, volveremos a caer en los errores antes mencionados. Es básico que el infante sea el que desee continuar y finalizar la lectura de forma satisfactoria e ilusionante.

leaAsí, muchas veces la clave reside en compatibilizar la lectura con otras actividades más amenas y dinámicas, como por ejemplo el ejercicio físico o los videojuegos. Una vez saciado ese espíritu de ocio, el niño estará más abierto a coger un libro y a centrar toda su atención en él, sin que se le marquen tiempos determinados sino únicamente dependiendo de lo que disfrute el niño con el texto en sus manos.

Por último, es clave compartir con el niño las conclusiones extraídas de la lectura y conversar con él acerca de lo que ha leído, puesto que dicha actitud le transmite que leer es algo importante que conlleva resultados, permitiéndole además tener un tema de conversación con chicos de su edad y con adultos.… Leer Mas

Infantil agosto 14, 2016 Maria No comments

Los deberes, uno de los problemas de nuestro sistema educativo

Según varios estudios, España es uno de los países de Europa en el que más deberes llevan los niños a casa después de clase. Las naciones punteras en educación de nuestro continente, tales como Dinamarca, Suecia o Finlandia suelen evitar asignar tareas extraescolares a los niños, que dedican ese tiempo a actividades deportivas o formativas de otro tipo, pero en ningún caso a reforzar lo aprendido en clase realizando tareas en casa asignadas por el profesor.

Una de los principales problemas educativos con los que contamos en nuestro país es que el profesor tiende a inhibirse en la tarea de formación y asimilación de conceptos por parte del alumno, de tal forma que la lección muchas veces es simplemente leída para después realizar ejercicios en casa y corregirlos al día siguiente en clase. De este modo, la explicación de las materias apenas adquiere peso en el global de la educación y por consiguiente los alumnos muchas veces se pierden y se ven obligados a buscar ayuda en sus padres y en profesores particulares y auxiliares.

Son muchos los expertos que opinan que es preciso trabajar de una forma más intensa y eficiente en clase con los alumnos a cambio de dejarles las tardes libres para refrescar la mente realizando otras actividades complementarias y amenas. Saturar a los niños con deberes únicamente trae consigo que el alumno se bloquee y contemple la tarea como un sufrimiento que debe padecer y que realizar de forma automática, en solitario, y sin prestar atención. De este modo, no se da un aprendizaje real y se pierde posteriormente demasiado tiempo con la corrección de los ejercicios, en vez de emplearlo en explicar la lección y hacer que el niño digiera la teoría y la práctica de un modo más liviano y efectivo.

Urge por tanto replantear el papel del profesor en el proceso educativo y en la gestión de los contenidos educativos, pues está demostrado que aquellas materias que conllevan menos deberes en casa para los alumnos son las que ofrecen notas más altas y resultados positivos más palpables en los niños.… Leer Mas

Infantil agosto 2, 2016 Maria No comments

Los múltiples beneficios del ajedrez en los niños

En niños que comienzan la educación primaria, la hiperactividad es una constante y es imposible verles sentados o quietos durante más de diez minutos. A esta edad, los infantes buscan estar en continuo movimiento liberando adrenalina y activando sus músculos y su mente. Es en ese contexto en el que el ajedrez aparece como una solución ideal para los padres desesperados que no saben cómo parar la avalancha de actividad de sus hijos.

Y es que el ajedrez no es solo un deporte que estimula la mente y agudiza los mecanismos de acción-reacción en los más pequeños de la casa, sino que además los adiestra demostrándoles que sin moverse de una silla pueden disfrutar tanto como saltando y brincando. Este juego de mesa tiene la cualidad de que absorbe por completo la atención de todo aquel que mira el tablero, haciendo que reine el silencio y dando un respiro a los adultos. Sin embargo, el ajedrez no sólo sirve para que la tranquilidad impere en un hogar, sino que además enseña a los niños a calcular fríamente su toma de decisiones, y eso es clave. El jugador de ajedrez comprende desde una fase muy temprana que mover piezas sin pensar debidamente trae consecuencias como la pérdida de las mismas y la consiguiente derrota. Por ello, el ajedrez les enseña a ser previsores, a no reaccionar por impulso y, en definitiva, a pensar relajadamente cada movimiento, algo que es poco habitual en los chavales de esta edad.

Así, es indispensable que el niño conozca a la perfección las reglas y los movimientos del ajedrez con el fin de que una vez las tenga bien asimiladas desee por sí mismo ponerlas en práctica y comenzar a doblegar a sus rivales. Por ello, el primer paso, que es el de suscitar en el niño el interés por este juego de mesa, es a menudo el más complicado, puesto que una vez que interioriza cómo funciona el juego, éste le absorbe y le reta.… Leer Mas

Infantil julio 30, 2016 Maria No comments

Deporte para niños con discapacidades

Practicar deporte en la infancia es fundamental, sin importar la edad ni las capacidades. Siempre hay alguna modalidad deportiva adecuada a los niños, aunque sufran algún tipo de minusvalía física o psíquica. Y es importante que ellos también practiquen deporte porque en su caso los beneficios que obtienen son mucho mayores que en el de los demás.

De hecho, en los últimos años todos hemos visto auténticos ejemplos de superación gracias al deporte. Porque el deporte enseña a vencer adversidades, a esforzarse, a aganar batallas y a superarse a sí mismos. En el caso de niños con algún tipo de deficiencia, la actividad deportiva les ayuda a mejorar su autoestima y a integrarse, además de los beneficios que obtienen a nivel físico.

Pequeños con problemas motores encuentran en los deportes con silla de ruedas un vehículo excepcional para mantenerse en forma. Pero hay infinidad de disciplinas deportivas muy adecuadas para ellos, desde natación a tiro con arco o bicicletas con pedales manuales.

Niños con deficiencias sensoriales también pueden practicar infinidad de deportes: atletismo, natación, ciclismo…muchos deportes se pueden adaptar para que puedan superar la barrera de una dificultad visual o auditiva. Y exactamente lo mismo ocurre en el caso de niños con algún tipo de discapacidad intelectual.

Pero, además, el deporte favorece la integración, la idea de “normalidad” de los pequeños. Por un lado les permite sentir que hacen lo mismo que otros niños de su edad. Por otro, y no menos importante, puede servir de lección a menores sin discapacidad, enseñándoles el valor del esfuerzo de superación de aquellos que sufren algún tipo de minusvalía.

Esta es la razón de que cada vez sean más frecuentes los torneos y juegos en los que participan niños de cualquier condición. Es el deporte inclusivo, una modalidad de deporte de integración con infinidad de beneficios para todos.… Leer Mas

Infantil julio 23, 2016 Maria No comments

Actividad física y rendimiento escolar

La realización de ejercicio físico es fundamental para evitar problemas como la obesidad infantil, pero lo que muchos desconocen es que el deporte favorece el rendimiento escolar. Así lo señalaba un estudio del Observatorio de Salud de la Infancia y la Adolescencia del Hospital San Juan de Déu.

Según los especialistas, la actividad física mejora la salud de los pequeños. En el aspecto físico les ayuda a desarrollarse correctamente y les hace más fuertes. En el aspecto mental, el deporte reduce y previene trastornos como la ansiedad.

Pero, yendo un paso más allá, los expertos indican que la actividad física está estrechamente ligada a una mejora en el rendimiento cognitivo de los más pequeños. ¿Qué significa esto? Básicamente que su rendimiento académico será más positivo porque los niños que practican ejercicio físico con regularidad tienen más capacidad de atención y de concentración.

Además, desarrollan valores y actitudes que les resultan muy útiles en la vida escolar, como son la capacidad de esforzarse, la confianza en sí mismos y el trabajo en equipo. Así pues, parece que hay una relación entre resultados académicos y las condiciones físicas de los pequeños.

El deporte hace que se liberen cantidades significativas de neurotransmisores como la dopamina o la adrenalina, que están relacionados con la memoria. De esta manera, hay estudios que han comprobado que las personas que presentaban concentraciones altas de determinadas sustancias después de haber hecho ejercicio, eran capaces de retener mejor los conocimientos, de mejorar el aprendizaje.

Por ello resulta imprescindible fomentar el gusto por el deporte desde edades muy tempranas. Los niños se desarrollarán mejor físicamente, pero también en todo los relacionado con el aprendizaje. Lo que parece no importar demasiado es el tipo de actividad física que se realice, aunque algunos análisis parecen decantarse más hacia ejercicios cardiovasculares que de fuerza.… Leer Mas

Infantil julio 13, 2016 Maria No comments

El deporte y el desarrollo emocional de los niños

Que el deporte es saludable y más que aconsejable para el desarrollo físico y motor de los niños nadie lo discute. Tampoco que favorece el desarrollo emocional, aunque este aspecto es mucho más desconocido por los padres, aunque sus hijos practiquen algún tipo de deporte.

El ejercicio físico aporta infinidad de valores, de vivencias, de sensaciones que enriquecen a los más pequeños y les ayudan a adaptarse al entorno, a crecer como personas y a interactuar con los demás. Por eso el deporte ejercita no solo el cuerpo, sino también la mente y las emociones.

La actividad deportiva es un entretenimiento para los niños y no hay que olvidar que el juego en etapas tempranas de la vida es esencial para el desarrollo del menor y de su percepción de la realidad. Por eso es tan importante elegir siempre un deporte con el que el niño se sienta identificado, que le guste, en el que se sienta a gusto.

Además, es una excelente forma de que se relacione con otros niños, algo que mejorará sus capacidades sociales y elevará su autoestima. De hecho, existen estudios que indican que los menores que practican algún tipo de deporte, sobre todo en equipo, tienen una mejor integración social.

Aprenden además, lecciones de vida y actitudes muy importantes como el espíritu de equipo y el compañerismo. No solo eso, sino que el deporte les enseña también a canalizar su frustración, porque no siempre se gana, y a intentar superarse así mismo constantemente. Lecciones que en su vida adulta le serán, sin duda, de gran utilidad.

Aún hay más aspectos que relacionan el deporte con la salud y el desarrollo emocional de los niños. Por un lado, favorece el descanso y el sueño, tan necesario para su correcto crecimiento. Y, por otro, reduce el riesgo de que al crecer adquieran hábitos poco saludables como es el consumo de alcohol o tabaco.… Leer Mas

Infantil julio 3, 2016 Maria No comments

Lesiones deportivas en los niños ¡Cuidado!

A muchos niños les encanta jugar y hacer deporte, pero no siempre miden sus fuerzas adecuadamente. Teniendo en cuenta que sus cuerpos aún se están desarrollando y que son más frágiles que los de los adultos es mucho más fácil que sufran lesiones. Y no solo eso, sino que no curen bien porque, al fin y al cabo, son niños y eso de estar de reposo no suele gustarles demasiado.

Por eso es importante intentar prevenir al máximo las lesiones. Para ello hay que cuidar una serie de aspectos:

  • La equipación: siempre deben practicar deporte con la equipación adecuada, no solo en calzado y ropa, también en elementos de protección cuando se trata de deportes de contacto.
  • Las instalaciones: cada deporte necesita un tipo de condiciones para su práctica, un suelo determinado, unos elementos de seguridad, etc. Y, además, deben estar en perfectas condiciones de mantenimiento.
  • La preparación previa: siempre, aunque se trate de un ejercicio ligero, hay que calentar. También hay que mantenerse hidratado, protegerse del sol y descansar lo suficiente si el esfuerzo es alto.
  • La vigilancia: nunca hay que dejar que los niños practiquen deporte sin una correcta supervisión para corregir posturas que puedan causar daños o evitar sobreesfuerzos.

Hay que tener en cuenta, además, que el tipo de lesiones puede ser muy variado, desde pequeños golpes sin más importancia hasta roturas más o menos graves o sobrecargas. Las lesiones más habituales en los niños que practican deporte son esguinces, fisuras o fracturas. En su mayoría se recuperan sin mayores problemas recibiendo una atención médica adecuada y siguiendo los consejos del especialista.

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado porque en ocasiones los niños empiezan a practicar deporte antes de estar completamente recuperados. Un error muy grave que hace que la lesión pueda reaparecer e incluso, que se cronifique.… Leer Mas